¡Descubre cómo proteger y preparar tu calva para el frío!

Para preparar tu calva para el frío debes hidratarla, usar protector solar y cremas y sérums para combatir las rojeces

Si has salido a la calle en las últimas semanas seguro que te has percatado de algo muy importante: ¡se acerca el invierno! Las pistas son claras, hace un frío de mil demonios, llueve, la gente lleva botas y paraguas y los redactores de los informativos aguantan heladas, tormentas y chaparrones. Seguro que ya has pensado en sacar tu ropa de abrigo, tu calzado de lluvia y hasta puede que hayas encendido la calefacción, pero ¿y tu calva? ¿Sabes cómo preparar tu calva para el frío?

Espera, espera, ¿no sabes que al igual que en verano en invierno deberías tener una precaución especial para cuidar tu cuero cabelludo? Pues pon atención, porque el frío, sobre todo cuando es muy extremo, puede dañar la piel y, por tanto, tu maravillosa cabeza pelada.

¿Cómo afecta el frío a tu piel?

Las bajas temperaturas tienen una incidencia sobre la piel más expuesta y, ¡oh, sorpresa! Tu calva está muy pero que muy expuesta. Para evitar la pérdida de calor, tu piel reacciona estrechando los vasos sanguíneos y esto provoca una desecación que va a provocarte tirantez, rojeces y, en los peores casos, pequeñas grietas y descamaciones.

Piensa en cómo te afecta el frío a la piel de las manos, de los labios o del rostro. Pues a tu cuero cabelludo puede afectarle todavía más ya que ha estado expuesto a la radiación solar durante más tiempo y de forma más directa y eso lo ha hecho más vulnerable a cualquier efecto externo.

Además, si tienes una piel muy fina, muy seca o muy sensible, deberás tener especial cuidado a la hora de preparar tu calva para el frío porque los efectos perjudiciales se multiplicarán exponencialmente.

“Ya me has asustado suficiente, ¿cómo demonios puedo preparar mi calva para el frío?”

Tranquilo Headblader, no vas a tener que hacer nada raro ni seguir una rutina muy alejada de tus cuidados habituales, aunque sí que es muy importante que sigas unos pasos concretos y no pases ninguno por alto si quieres lucir esa sexy, inteligente y elegante calva tuya.

¡Toma nota y descubre cómo preparar tu calva para el frío!

Hidrata, hidrata, hidrata

La hidratación es fundamental para evitar los efectos perjudiciales del frío en tu piel. La sequedad dará paso a la tirantez, a las rojeces y a las manchas, así que después de lavarte la cabeza o después de afeitarte deberías aplicarte siempre una crema para rehidratarte. En HeadBlade tenemos nuestra línea HeadLube en mate o brillante, que además de proporcionarte esa hidratación que necesitas te beneficiarás de los efectos de la manteca de karité o del aceite de árbol de té. ¡Y encima podrás elegir el acabado que quieras! ¡Repóker de ventajas! Eso sí, en invierno procura no ducharte con agua hirviendo o resecarás más tu piel.

Bebe más agua

Si quieres tener una hidratación completa, además de aplicar una crema de forma directa sobre la piel, ayudarás mucho en este proceso si bebes agua de manera regular a lo largo del día. Los expertos recomiendan consumir entre 2 y 3 litros cada día, pero no te los bebas de golpe y no, la cerveza no cuenta.

Cuidado con las rojeces

Si a pesar de seguir todos estos consejos sigues notando que tienes la piel demasiado enrojecida, es momento de dar un paso más: deberás incorporar a tu rutina sérums o cremas específicas que te ayuden a unificar el tono. Si tu problema persiste y pareces la nariz de Rudolf es momento de que acudas a un dermatólogo para que pueda recomendarte el producto más adecuado para ti.

No te olvides del protector solar

¿Protector solar en invierno? ¿Aunque el termómetro marque cinco bajo cero? Sí, no deberíamos decir cosas tan obvias, pero sol y calor no son lo mismo, puede hacer mucho frío y que en el cielo luzca un sol radiante y esplendoroso. ¿Y qué le hace ese sol a la piel de tu cabeza? Pues la reseca, le provoca manchas o incrementa sus arrugas, como siempre. Así que recuerda aplicar tu ración de protector solar cuando vayas a llevar la cabeza descubierta. Es cierto que podrás rebajar algo tu factor de protección, pero aun así no debes olvidarlo.

Los días más fríos cúbrete la cabeza

Sí, aunque en HeadBlade apostamos por lucir siempre nuestras calvas con orgullo, no lo dudes, los días de frío extremo, lo mejor que puedes hacer es protegerte. Eso sí, ya que vas a hacerlo, ten un poco de estilo. Nosotros te recomendamos (porque nos encantan) una gorra de béisbol, si puede ser con un toque vintage todavía mejor; un gorro de lana de los de toda la vida o uno de lycra si prefieres un toque más actual. Si además eres un megafan de HeadBlade, podrás lucir cualquiera de ellos con nuestro logo.

Ahora que ya estás prevenido y tienes claro cómo preparar tu calva para el frío: hidrátate bien, si la cosa no mejora hazte con un sérum, no dejes de utilizar el protector solar y cúbrete cuando las temperaturas sean más duras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »